Distribuidores de carne

desde hace más de 80 años

Tradición familiar

Nuestra historia

Los inicios de Ganados Palliser se ubican en el período postbélico, cuando Manuel Palliser desempeñaba labores de comerciante de ganado, adquiriendo reses y proporcionando carne a las fuerzas armadas.

Era un individuo progresista para su tiempo, contando incluso con teléfono y vehículo personal. Tras fallecer a temprana edad y sin herederos, su hermano Antoni tomó las riendas del emprendimiento familiar, donde también comenzó a colaborar su hijo, Manuel Palliser Orfila, a sus escasos 16 años.

Los Palliser mantuvieron la tradición, recorriendo las granjas, escogiendo las terneras jóvenes que consideraban prometedoras y coordinando el traslado hasta el puerto desde donde eran enviadas.

Por otra parte, implementaron innovaciones tales como el negocio de ceba de terneros, comenzando a sacrificar las reses en Menorca y enviando los cortes a la península. Una vez finalizado el servicio militar, Antoni Palliser Riudavets se unió al emprendimiento familiar como miembro de la cuarta generación

Matadero de Mahón

Ganados Palliser obtuvo la concesión para operar el matadero municipal de Maó. Se formalizaron como sociedad de responsabilidad limitada en 1992 y por un cuarto de siglo, la firma estuvo al mando, fusionando su actividad con la administración de tierras propias y de terceros para la ceba de ganado, e incursionando gradualmente en la distribución y venta de carne para algunas carnicerías.

Jubilación

En noviembre de 2009, anunciaron su decisión de no seguir con la gestión del matadero municipal, inaugurando un nuevo capítulo de comercialización y distribución de carne de Menorca. En 2019, Manuel Palliser alcanzó la edad de retiro, cediendo a su hijo Antonio el rol de nuevo propietario y director de la empresa.

La satisfacción de los clientes es la mejor prueba de la calidad y la credibilidad de Ganados Palliser.

ANTONIO PALLISER, GANADOS PALLISER MANAGER